In Carne, ELISA, Food adulteration

Un kebab o a una salchicha de res no deberían incluir carne de cerdo. Sin embargo, la adulteración de productos cárnicos con carne de cerdo más económica es una forma común de fraude alimentario. Este es un problema, especialmente para los consumidores que se abstienen de comer carne de cerdo por razones religiosas.

En particular, en el caso de carne picada, salchichas, alimentos procesados y piensos, no siempre está claro de qué animal se origina el producto. Se podría haber mezclado carne de res, cordero o ternera de alta calidad con carne de cerdo más económica. Probar qué especie animal está realmente presente en un producto es de interés por dos razones: para detectar la adulteración de alimentos (intencional o no) y para verificar la autenticidad de los alimentos declarados como “kosher” o “halal”. Para los consumidores judíos y musulmanes, que representan alrededor de una cuarta parte de la población mundial, es importante saber que la comida fue preparada de acuerdo con su fe. La declaración de “kosher” o “halal” está sujeta a numerosas reglas y no todas pueden verificarse con facilidad, como el método de sacrificio o la supervisión de un rabino. Sin embargo, una regla importante es la prohibición de la carne de cerdo. Incluso las cantidades más pequeñas de carne de cerdo constituyen una contaminación de los alimentos.

Pero, ¿cómo se puede detectar exactamente este tipo de adulteración alimentaria? Los métodos microscópicos no suelen ser de gran utilidad en este sentido, porque bajo el microscopio las fibras musculares no necesariamente indican la especie animal, y en el caso de alimentos procesados como la gelatina o la grasa, dichas fibras ya no son visibles en absoluto. El análisis de especies animales, por lo tanto, requiere diferentes métodos. Un método común es un análisis biológico molecular, como el análisis por PCR, que examina los rastros de ADN en los alimentos. No obstante, también existe un método más simple que requiere menos equipo.

Pruebas rápidas para la detección de especies animales

Al igual que los análisis por PCR, las nuevas pruebas cualitativas de flujo lateral de ELISA Technologies son altamente sensibles y pueden detectar incluso las cantidades más pequeñas de carne de cerdo en los alimentos. Se puede detectar de manera confiable un contenido de carne de cerdo de incluso 1 % en productos cocidos o procesados y 0,1 % en carne cruda sin procesar. Además, las tiras reactivas son muy fáciles de usar y proporcionan resultados rápidos. Esto las convierte en la herramienta ideal para las pruebas de cribado, con las que se busca confirmar la autenticidad de los alimentos sin carne de cerdo o detectar falsificaciones en la industria alimentaria.

Más información sobre el producto:

  •         ELISA Technologies EZ Pork (ref. 530EZPK-10)
  •         ELISA Technologies EZ Pork Raw (ref. 540EZPK-10)

 

Recent Posts

Start typing and press Enter to search

lactoferrin in milchpulver