Las vitaminas están presentes en numerosos alimentos, como zumos, productos lácteos, alimentos infantiles, cereales, golosinas, comprimidos o preparados vitamínicos. R-Biopharm AG ofrece una amplia gama de diferentes sistemas de ensayo para el análisis de vitaminas.

Las vitaminas fortalecen el sistema inmunitario, permiten que el cuerpo aproveche otros nutrientes, se complementan con las enzimas, detoxifican el organismo y reducen el riesgo de infarto cardíaco. Son esenciales para nuestra producción de energía e influyen en las reacciones metabólicas sin provocar cambios. Incluso el contenido bajo en vitaminas puede tener un considerable efecto. Sin embargo, bajo determinadas circunstancias se pueden producir carencias vitamínicas.

Las vitaminas están presentes en los alimentos y productos alimentarios de origen animal y vegetal. Las vitaminas se dividen en dos grupos básicos: vitaminas liposolubles y vitaminas hidrosolubles. Las vitaminas liposolubles almacenadas en el cuerpo pueden, en el mejor de los casos, dar lugar a un almacenamiento de reservas; por lo tanto, el suministro constante sería superfluo. Sin embargo, estos beneficios pueden dar lugar a problemas de salud. Las vitaminas hidrosolubles, por otro lado, normalmente no se almacenan en el cuerpo, sino que se eliminan poco después del consumo. Como consecuencia, una ingesta regular de estas vitaminas es necesaria. En el hígado solo se puede almacenar la vitamina B12.

En total existen 13 vitaminas; cuatro de ellas, A, D, E y K, son liposolubles y el resto, las vitaminas del grupo B y la vitamina C, son hidrosolubles. El cuerpo no es capaz de sintetizar la mayoría de estos compuestos orgánicos esenciales, por lo que es esencial que el organismo las ingiera. Sin embargo, la vitamina D es una excepción, ya que el organismo es capaz de sintetizarla a través de irradiación solar en la piel. Además, el metabolismo es capaz de generar niacina a partir del aminoácido triptófano.

Vitamina B12

La vitamina B12 (cianocobalamina) pertenece al grupo de las vitaminas hidrosolubles. El organismo no es capaz de producirla y, por lo tanto, se debe ingerir a través de los alimentos. El organismo solo necesita pequeñas cantidades de vitamina B12; sin embargo, esta vitamina desempeña un importante papel en el sistema nervioso, tiene un efecto protector sobre nuestro sistema cardiovascular e interviene activamente en la biosíntesis de los nucleótidos, el proceso de absorción del hierro y el metabolismo de los aminoácidos. La falta de vitamina B12 puede provocar anemia perniciosa y síntomas neurológicos.

Biotina

La biotina (también conocida como vitamina B7 o vitamina H) es un importante factor nutricional y aditivo para piensos animales. La biotina está presente de forma natural en la leche, productos lácteos, huevos, copos de avena y frutos secos, para citar solo unos pocos. Es extremadamente importante para el metabolismo de los seres humanos y animales, ya que interviene como coenzima en procesos importantes como la gluconeogénesis, la biosíntesis de ácidos grasos y el metabolismo de aminoácidos. La deficiencia de biotina provoca inhibición del crecimiento en mamíferos, pérdida de apetito y deficiencia de asimilación de nutrientes, por ejemplo, debido a cambios en la flora intestinal. En la etapa avanzada, la avitaminosis se manifiesta en forma de pérdida de cabello, dermatitis y signos de parálisis. El requisito de biotina para adultos está comprendido entre 30 – 60 µg de biotina diarios.

Ácido fólico

El ácido fólico (anteriormente conocido como vitamina B9 o B11) pertenece al grupo de vitaminas hidrosolubles. El organismo no es capaz de producirla y, por lo tanto, se debe ingerir a través de los alimentos. Ejemplos de fuentes de ácido fólico son las verduras de hoja verde, levadura, germen de trigo y productos de grano entero, para citar unos pocos. El ácido fólico desempeña un papel primordial en todos los procesos de crecimiento y división celular del organismo. Una ingesta apropiada de ácido fólico durante el embarazo es importante, por ejemplo, para prevenir defectos en el tubo neural. En algunos países existen acuerdos que permiten enriquecer productos como pan, cereales, harina, arroz y otros productos derivados de los cereales con diversas concentraciones de ácido fólico con el fin de mejorar el estado vitamínico de la población.

Niacina

La niacina (también llamada vitamina B3) pertenece al grupo de vitaminas hidrosolubles. El cuerpo humano la produce en bajas concentraciones a partir del aminoácido triptófano, aunque se puede ingerir en mayores concentraciones a través de los alimentos. La niacina se encuentra principalmente en alimentos como aves de corral, pescado, setas y productos lácteos. Desempeña un importante papel en el metabolismo de carbohidratos, grasas y proteínas. La deficiencia de niacina puede provocar cambios en la piel e inflamación de las membranas mucosas de la boca y el tracto gastrointestinal.

Ácido pantoténico

El ácido pantoténico (también llamado vitamina B5) pertenece al grupo de vitaminas hidrosolubles. El organismo no es capaz de producirla y, por lo tanto, se debe ingerir a través de los alimentos. Se encuentra principalmente en casquería (hígado y riñones), productos de grano entero, fruta, verduras, leche y pescado. La vitamina B5 juega un papel importante en la descomposición de la coenzima A y en la creación de carbohidratos y grasas. La falta de ácido pantoténico puede provocar cansancio, inmunodeficiencia y depresión.

Vitamina C (ácido L-ascórbico)

El ácido L-ascórbico (también conocido como vitamina C) se emplea como vitamina y como antioxidante y conservante en la industria alimentaria. Las personas con deficiencia de vitamina C pueden desarrollar escorbuto. Puesto que la vitamina C se convierte parcialmente en los alimentos en ácido L-dehidroascórbico biológicamente activo, ambas sustancias se deben determinar en un sistema de análisis. La prueba para vitamina C VitaFast® (ácido L-ascórbico) (n.º de artículo P1010) se puede utilizar para detectar la vitamina C en los alimentos.  Esta prueba ampliamente validada es un ensayo enzimático fácil de realizar en formato de placa de microtitulación para el análisis cuantitativo de vitamina C (ácido L-ascórbico) en los alimentos, productos farmacéuticos y otros materiales de muestra. La prueba también permite determinar el nivel global de vitamina C (ácido L-ascórbico + ácido L-dehidroascórbico), un tipo de análisis importante.

Inositol

El inositol se encuentra con frecuencia en los alimentos, piensos y productos farmacéuticos. Tradicionalmente se incluía en el complejo de vitaminas B (como Vitamina B8). En el metabolismo, el inositol es un importante componente estructural de diversos lípidos y moléculas de transmisión de señales. Puesto que el inositol no es un componente esencial, pero se puede producir a partir de la glucosa en el metabolismo, en la actualidad se considera como sustancia similar a las vitaminas. El inositol es un alcohol hexavalente cíclico con nueve isómeros que comparten la misma fórmula molecular (C6H12O6). El isómero más natural es el mioinositol. La cantidad de inositol que se puede añadir a los alimentos está parcialmente regulada en la legislación. En las bebidas energéticas se ha establecido un límite máximo legal de 200 mg/l (en Alemania, § 4 párrafo 2 FrSaftErfrischGtrV [Fruit juice and soft drink regulation]). Las concentraciones también se deben examinar en los alimentos infantiles con inositol añadido.

Otras vitaminas

Para completar la gama de productos de los kits de ensayo para detección de vitaminas, también ofrecemos sistemas de ensayo para la cuantificación de vitamina B1 (tiamina), vitamina B2 (rivoflavina) y vitamina B6 (piridoxina).

Uso de las vitaminas en la normativa alimentaria y legal

Para definir una ingesta adecuada de vitaminas para la población, los productos alimentarios y farmacéuticos y el pienso cada vez se enriquecen con vitaminas con mayor frecuencia. Esto se suele llevar a cabo mezclando o pulverizando las denominadas premezclas con o sobre el producto. El motivo de los análisis es comprobar si se cumplen los reglamentos legales y si el contenido vitamínico declarado está presente realmente en el producto, justificándose así lo declarado por los productores en su publicidad. Por tanto, es imprescindible contar con métodos analíticos que proporcionen resultados rápidos y precisos en los ensayos de contenido vitamínico de los productos.

El 22 de noviembre de 2011, se publicó el reglamento de información alimentaria (LMIV) en la gaceta oficial de la UE. La nueva publicación incluye la obligación de informar sobre determinados ingredientes. El contenido de vitaminas marcado en la etiqueta debe corresponder al final de la fecha de caducidad mínima de los alimentos, piensos o productos farmacéuticos.

De acuerdo con las recomendaciones de la Sociedad de Química alemana (GDCh), la tolerancia para las vitaminas del grupo 3 (vitaminas A, D, E, ácido fólico, vitamina B12 y biotina) puede ser de hasta un 30 % del contenido declarado, y para las vitaminas del grupo 2 (vitamina B1, B2, B6, ácido pantoténico, niacina y vitamina C) hasta el 20 % del contenido declarado.

Por lo tanto, es necesario que tanto fabricantes como autoridades supervisoras controlen el contenido de vitaminas.

Métodos de ensayo para el análisis del contenido de vitaminas

En función del equipo de laboratorio (independientemente de que se trate de un dispositivo HPLC o un fotómetro de placas de pocillos), la detección se puede llevar a cabo con el método instrumental (HPLC, LC-MS/MS) combinado con columnas de inmunoafinidad (EASI-EXTRACT®) a efectos de purificación previa y concentración de las muestras. Dependiendo de la preparación de las muestras, es posible determinar el contenido de vitaminas agregado o el contenido de vitaminas total. Si hay disponible un fotómetro para placas de pocillos, se puede optar entre sistemas de ensayo ELISA (RIDASCREEN® o RIDASCREEN®FAST) o microbiológicos (VitaFast®).

VitaFast®

Los análisis VitaFast® son ensayos microbiológicos en formatos de placa de microtitulación. Los microorganismos liofilizados en una placa de microtitulación se incrementan dependiendo de la concentración de vitaminas agregada, de forma que la turbidez se puede medir mediante un lector de placas de microtitulación. La determinación es posible en todas las vitaminas hidrosolubles.

EASI-EXTRACT®

Las columnas de inmunoafinidad EASI-EXTRACT® permiten realizar la preparación de muestras y determinar la concentración de vitaminas a partir de matrices complejas antes del análisis mediante HPLC o LC-MS/MS. Estas columnas están disponibles para las vitaminas ácido fólico, vitamina B12 y biotina.

RIDASCREEN®

Los ensayos RIDASCREEN® ELISA permiten el análisis cuantitativo de vitaminas agregadas por separado (ácido fólico, vitamina B12 y biotina) a través de una reacción antígeno-anticuerpo, así como la evaluación por medio de un fotómetro para placas de microtitulación y RIDASOFT® Win.NET.

Otra información de interés

vita-fast-vitamin-c
VitaFast® Vitamin C (L-Asco...
 
Easy to conduct test in microtiter plate format for the quantitative determination of Vitamin C in food, pharmaceutical products and other sample m...
VitaFast® Folsäure/Folic Ac...
 
Folic acid standard for the use of spiking food, feed and pharmaceutical products.
vitafast-folic-acid
VitaFast® Folsäure / Folic ...
 
Easy to use microbiological microtiter plate test for the quantification of total folic acid (enriched and natural folic acid) in food, feed and ph...

Asistencia en relación con las vitaminas

¿Preguntas? Recurra a los conocimientos especializados de nuestro equipo. Le respaldamos a usted y su empresa en todas las fases del proceso analítico para garantizar su éxito

Start typing and press Enter to search