In Sin categorizar

Aunque los alimentos transgénicos pueden llegar a convertirse en una herramienta fundamental para alimentar a la creciente población mundial y son objeto de rigurosos análisis, la gente teme que entrañen posibles riesgos y actualmente existe un intenso debate sobre los pros y contras del uso de OMG.

Los fabricantes utilizan técnicas de modificación genética para conferir características deseables a las plantas, como las siguientes:

  • Resistencia a los insectos: ofrece protección contra plagas durante toda la temporada de cultivo y, por tanto, reduce la aplicación de pesticidas y los costes de producción.
  • Tolerancia a la sequía: al aumentar la retención de agua, los cultivos soportan mejor la sequía sin necesidad de riego adicional.
  • Tolerancia a herbicidas: permite la aplicación específica de herbicidas cuando se considera necesario.
  • Resistencia a enfermedades: las plantas se vuelven resistentes a ciertas enfermedades, lo que puede reducir la pérdida de cultivos y aumentar la seguridad alimentaria.
  • Mejora del contenido nutricional
  • Reducción del desperdicio de alimentos: se eliminan el oscurecimiento superficial y las magulladuras que se producen al manipular y cortar los productos.
  • Mejora de los procesos de fabricación: aumenta la eficacia de la producción de biocombustibles —por ejemplo, con ciertas variedades de maíz—, ya que se mejora el proceso por el que la celulosa y/o el almidón se descomponen y se convierten en combustible. Esta mejora contribuye a mitigar el impacto medioambiental reduciendo la cantidad de agua, electricidad y gas natural que se requiere para producir biocombustibles.

¿Cómo se obtienen los cultivos transgénicos?

 ¿Qué esCumplimiento de la Directiva
2001/18/CE
Posibilidad de detección
Reproducción selectivaCombinación de rasgos de plantas similares y diferentes cruzándolas para obtener un fondo genético con características mejoradas.No
Cruces entre
especies
Técnicas reproductivas y de cultivo de tejidos que permiten el intercambio genético entre plantas que no se cruzan de forma natural.No
MutagénesisUso de sustancias químicas o radiaciones para modificar el ADN y, en alguna ocasión, inducir
la aparición de una característica favorable.
No
TransgénesisAdición de un gen específico y bien caracterizado a una nueva planta para transferir un rasgo específico.Métodos específicos de evento, que localizan el sitio de integración estable de elementos de ADN «extraños» en el genoma.
Nuevas tecnologías de reproducción (NBT), como las técnicas de edición genética mediante nucleasasModificación específica de la secuencia de nucleótidos. A menudo, las modificaciones son tan pequeñas como la sustitución, la inserción
o la eliminación de un solo nucleótido.
La detección plantea dificultades, ya que es posible que estas plantas no contengan ADN extraño, como los promotores y terminadores del virus del mosaico de la coliflor (CaMV), que se utilizan ampliamente en ingeniería genética.

El marco normativo europeo

Muchas jurisdicciones, incluida la Unión Europea (UE), distinguen legalmente entre OMG autorizados (por tanto, legales) y no autorizados (por tanto, ilegales). Así pues, la legislación europea sobre ingeniería genética establece el uso de métodos específicos de evento para la detección, identificación y cuantificación de OMG y de los alimentos y piensos derivados antes de proceder a su autorización y comercialización (Directiva 2001/18/CE y Reglamento (CE) núm. 1829/2003).

Los «OMG clásicos» autorizados por la UE pueden detectarse, identificarse y cuantificarse mediante métodos de qPCR, por ejemplo. Estos métodos localizan el sitio de integración estable de elementos de ADN «extraños», que no se encuentran de forma natural en un genoma.

Recent Posts

Start typing and press Enter to search