In Alérgenos alimentarios

Según un estudio reciente, más del 10 % de los adultos estadounidenses padece alergias alimentarias, aunque casi el 20 % piensa que las tiene. ¿Qué hay detrás de esto?

Las alergias alimentarias son muy frecuentes tanto en los niños como en los adultos. Aunque algunas alergias alimentarias aparecen en la primera infancia y desaparecen solas durante la edad escolar (p. ej., la alergia al huevo), otras aparecen solo en la edad adulta. Por lo anterior, se deben considerar de manera diferente las alergias de los niños de las de los adultos. En un estudio reciente publicado en JAMA Network Open se investigaron alergias de la población adulta en más de 40 000 personas en Estados Unidos y se obtuvieron datos interesantes.

Aunque uno de cada 10 adultos tiene una alergia alimentaria, casi el doble de adultos piensa que son alérgicos a algún alimento, afirmó el Dr. Ruchi Gupta, profesor de la Northwestern University y médico del hospital infantil Lurie de Chicago. Por este motivo, muchas personas eliminan algunos alimentos de su dieta, aunque no les hayan diagnosticado una alergia. En realidad, los síntomas que presentan después de consumir ciertos alimentos pueden deberse a una intolerancia alimentaria o a otras enfermedades. Este diagnóstico solo puede hacerlo un médico.

En lo referente a las personas con una alergia «real» (una cifra estimada de 26 millones de personas en Estados Unidos), el estudio muestra otros hechos interesantes:

  • El alergeno alimentario más prevalente entre los adultos es el marisco, seguido por la leche, los cacahuates, las nueces y el pescado.
  • Más de la mitad de las personas alérgicas indicó que había tenido una reacción alérgica grave y el 38 % reportó al menos una visita a urgencias relacionada con la alergia a lo largo de su vida. La causa principal de estas visitas fueron los cacahuates.
  • El 45 % de estas personas son alérgicas a varios alimentos.

Los resultados del estudio muestran claramente que los alergenos alimentarios son un riesgo importante para la salud. Precisamente, debido a que incluso en pequeñas cantidades pueden causar reacciones alérgicas graves, es fundamental que los ingredientes alergénicos se indiquen en las etiquetas de los alimentos. Para asegurar el etiquetado correcto del contenido de alergenos, se deben realizar las pruebas correspondientes en los alimentos. Con este fin, R-Biopharm ofrece una amplia variedad de pruebas rápidas de flujo lateral, pruebas de ELISA y pruebas de PCR.

Recent Posts

Start typing and press Enter to search

Egg allergy