Los virus, especialmente norovirus y hepatitis A, constituyen una importante causa de enfermedades de origen alimentario. La contaminación vírica de los alimentos se produce debido al contacto con personas infectadas (por ejemplo, manipuladores de alimentos).

Los alimentos contaminados con virus pueden desencadenar infecciones peligrosas en los seres humanos, desde diarrea leve a hepatitis grave. Si los alimentos se manipulan manualmente y no se procesan antes de su consumo, existe riesgo añadido de contaminación vírica. La identificación de virus es una parte importante del control de la seguridad alimentaria y se puede llevar a cabo mediante sistemas biológicos moleculares, como los kits de PCR en tiempo real y alta especificidad de la gama de productos SureFast® PATHOGEN.

Hepatitis A

El virus de la hepatitis A puede desencadenar infecciones graves. El síntoma principal es la infección del hígado, que conlleva molestias gastrointestinales, fiebre o exantemas. La enfermedad se transmite principalmente a través de agua potable contaminada (incluso cubitos de hielo), alimentos contaminados (principalmente mejillones, ostras, frutas y verduras) o una infección por contacto.

Gripe

Desde el brote de gripe aviar (también llamada gripe aviaria o HPAI) provocado por el virus H5N8, la gripe se ha convertido de nuevo en el centro de atención. Además del H5, los subtipos de gripe como H7 y H9 han adquirido importancia. No todos los subtipos de gripe son patogénicos para seres humanos, aunque muchos de ellos provocan enfermedades graves en aves de corral y ganado porcino, por ejemplo, lo que puede dar lugar a importantes pérdidas económicas. Por lo tanto, el cribado de los distintos tipos de virus de la gripe es muy importante.

Norovirus

Los norovirus son responsables de más del 90 % de los casos de gastroenteritis de tipo bacteriano, debido a su alta estabilidad en el ambiente. Los norovirus pueden provocar brotes de gastroenteritis que pueden llegar a ser importantes, especialmente en hospitales, residencias de ancianos y centros de atención sanitaria. Entre los síntomas de la infección por norovirus destacan vómitos, diarrea y nauseas. La enfermedad se puede desarrollar durante cualquier época del año. Sin embargo, se puede observar un incremento de los casos durante los meses invernales (gastroenteritis vírica epidémica). Esta enfermedad se puede transmitir directamente entre seres humanos o indirectamente a través de áreas, objetos o alimentos (por ejemplo, mejillones, frutas y verduras) o agua contaminados. La dosis infecciosa mínima está comprendida entre 10 y 100 partículas virales.

Otra información de interés

qtpydb-0048_gen-ial-test
GEN-IAL® QuickGEN Yeast Zyg...
 
Detection of Zygosaccharomyces bailii in wine and grape must by real-time PCR.
qtpydb-0048_gen-ial-test
GEN-IAL® QuickGEN Yeast Zyg...
 
Detection of Zygosaccharomyces bailii in wine and grape must by real-time PCR.
qtpydb-0048_gen-ial-test
GEN-IAL QuickGEN Yeast Dekk...
 
Specific detection of Dekkera spp.

Asistencia en relación con la microbiología

¿Preguntas? Recurra a los conocimientos especializados de nuestro equipo. Le respaldamos a usted y su empresa en todas las fases del proceso analítico para garantizar su éxito

Start typing and press Enter to search