In Cereales, Ensayos de flujo lateral, Micotoxinas

El consumidor reconoce fácilmente el moho en el pan. Pero el moho puede aparecer desde el campo y contaminar la cosecha. Más peligrosas que el propio moho son las toxinas que produce, las llamadas micotoxinas. Una de las micotoxinas más prevalentes es el deoxinivalenol (DON).

Las micotoxinas como el deoxinivalenol son un problema para la agricultura mundial y un peligro para la salud. Se calcula que la cuarta parte de los alimentos que se producen en todo el mundo está contaminada con micotoxinas. Las toxinas de los hongos pueden tener efectos tóxicos incluso a concentraciones bajas, y causan daños tanto agudos como crónicos. En la actualidad se conocen varios cientos de tipos de micotoxinas, producidas por diferentes mohos. El deoxinivalenol es una micotoxina del grupo de los tricotecenos y la producen los mohos del género Fusarium. Hemos resumido lo que debería saber acerca de esta toxina.

¿Cuál es la prevalencia del DON?

El DON es la micotoxina más común en Europa y Norteamérica y se encuentra regularmente en cereales como el trigo, la cebada, la avena y el maíz. Sin embargo, la propagación de los mohos depende de las condiciones climáticas y varía de una región a otra y de un año a otro. Un clima variable con precipitaciones abundantes durante la floración del cereal favorece el crecimiento de los mohos. En 2016, por ejemplo, se produjeron concentraciones muy altas de DON en Europa Central. En algunas regiones, se superaron varias veces los valores límite de la UE. El año siguiente, los países escandinavos fueron los más afectados. Todavía no pueden hacerse predicciones para la cosecha de 2020, pero es probable que la primavera, que fue muy húmeda en muchos lugares, deje una marca.

¿Qué tan peligroso es el DON?

El DON tiene muchos efectos tóxicos: puede causar intoxicación aguda, que se manifiesta con náuseas y vómitos, por lo que se ha ganado el apodo de «vomitoxina». Además, tiene efectos inmunosupresores y citotóxicos, y puede causar problemas renales. En los animales alimentados con piensos contaminados, el DON puede causar pérdida de apetito, retraso del crecimiento y mayor sensibilidad a las infecciones. Los cerdos son especialmente sensibles a la toxina.

¿Cuáles son las normativas legales?

Para evitar un peligro de salud para los animales y seres humanos, la mayoría de los países han establecido límites de contenido de micotoxinas en piensos y alimentos. La tabla siguiente muestra los niveles máximos aplicables en la UE.

Deoxinivalenol en alimentosConcentración máxima
Cereales sin procesar (excepto trigo duro, avena y maíz)1250 μg/kg
Trigo duro, avena y maíz sin procesar1750 μg/kg
Cereales destinados al consumo humano directo, harina, germen y salvado de cereales750 μg/kg
Pan, galletas, productos de pastelería, botanas de cereales y cereales para desayuno500 μg/kg
Pasta seca750 μg/kg
Alimentos infantiles y alimentos con cereales procesados200 μg/kg
Deoxinivalenol en piensosConcentración máxima
Cereales sin procesar y productos de cereales (excepto los derivados del maíz)8 mg/kg
Derivados del maíz12 mg/kg
Piensos complementarios y completos5 mg/kg
Piensos complementarios y completos para cerdos0.9 mg/kg
Piensos complementarios y completos para terneros2 mg/kg

La reglamentación completa requiere métodos de detección de micotoxinas. En este aspecto, muchas compañías tienen una necesidad específica de pruebas rápidas que permitan analizar el contenido de micotoxinas en el cereal directamente en la entrega. El análisis in situ con resultados cuantitativos en solo 3 minutos es posible con la prueba inmunocromatográfica rápida RIDA®QUICK DON RQS ECO en combinación con la RIDA®SMART APP.

Recent Posts

Start typing and press Enter to search

mycotoxins in oats